El columnista Jeff Jacoby escribe sobre «la extraña habilidad de los expertos de hacer, de forma desesperante y catastrófica, predicciones equivocadas».La historia reciente lo confirma.
Por ejemplo:

El gran inventor Tomás Edison declaró que las películas habladas nunca reemplazarían las silenciosas.

Henry Ford afirmó: «La gente se está volviendo demasiado inteligente como para que haya otra guerra». Incontables predicciones de otros «expertos» erraron por completo.

Sin duda, el genio tiene sus límites.
Solo una Persona es completamente confiable, y Él tuvo palabras fuertes para algunos supuestos expertos. Los líderes
religiosos de la época de Jesús declaraban tener la verdad; creían saber cómo sería el Mesías prometido cuando llegara.
Jesús les advirtió: «Lean las Escrituras; porque a vosotros os parece que en ellas tenéis la vida eterna». Luego, les señaló cómo pasaban por alto la esencia del asunto: «ellas son las que dan testimonio de mí; y no queréis venir a mí para que tengáis vida» 

En este nuevo año, escucharemos todo tipo de predicciones;
desde aterradoras hasta excesivamente optimistas. No nos alarmemos.
Nuestra confianza permanece en Aquel que es el centro de la Escrituras. Nosotros y nuestro futuro están seguros en sus manos.

Fuente: Nuestro Pan Diario

Anuncios